Un contrato se puede romper por diferentes razones, tanto por parte del arrendador como por parte del inquilino. El proceso puede llegar a ser complicado por ello es importante que cada una de las partes sepa cuáles son las condiciones con las que tienen que cumplir. A continuación se muestran los diferentes modelos de rescisión de contratos de alquiler y el previo aviso que se debe hacer por escrito.

Modelos de rescisión contrato alquiler

Estos son dos de los acuerdos principales para la rescisión de contratos de alquiler:

  • Acuerdo de terminación con liquidación: Con este acuerdo se terminan todas las obligaciones contraídas. Permite no sólo la entrega de las llaves, así como el fin de la relación arrendaticia y no se podrán realizar futuras reclamaciones por ninguna de las dos partes.
  • Acuerdo de terminación con retención de la fianza: Se cierran determinadas partes del contrato, porque no ha habido acuerdo o porque no han podido ser cualificadas. Regula la relación entre las partes desde la terminación del alquiler hasta la liquidación de las obligaciones. La retención de la fianza puede ser total o parcial.

El arrendador recupera la vivienda en el momento que esté vacía. Es posible que el arrendado se encuentre la casa con desperfectos pero esto se puede deber a al simple uso que se ha hecho de la casa. El arrendador tiene un mes, desde que el inquilino deja la vivienda para poder comprobar los desperfectos que puede haber y después devolverle la fianza que se había estupilado en el contrato.

Preaviso por escrito

Cuando alguna de las dos partes del contrato de alquiler quiere finalizarlo debe notificar a la otra parte. Esta finalización puede ocurrir en el plazo fijado, con previo a la finalización o después de la fecha pactada. Esta notificación de debe hacer por escrito y podría realizarse mediante el método de comunicación especificado en el contrato de alquiler. Si, en el caso del inquilino quiere terminar con el contrato de la casa deberá notificarlo con un mes de antelación. De lo contrario, tendrá que continuar pagando los meses correspondientes, independientemente de si sigue en la casa alquilada o no. En el caso del arrendador, el inquilino tiene derecho a seguir en la casa siempre y cuando no se le avise con un mes de antelación para que deje el inmueble.

Artículos relacionados

Tipos de contratos de alquiler.

Contrato de alquiler. Todo lo que debes saber.

Cómo redactar un contrato de alquiler.

¿Se puede finalizar un contrato de alquiler antes de tiempo?

Fianza de alquiler ¿Qué es?

¿Dónde hay que depositar una fianza de alquiler?

Devolución de la fianza de arrendamiento.

¿Cómo afecta la variación del IPC en los alquileres?